Trucos

Cómo mentirle a tu novia para que te dejen jugar a la play

¿Tenés dificultades para juntarte con amigos a jugar? Despreocupate y mirá estos consejos.

 

 Evita incluir a otras personas en la mentira. Si utilizas a alguien como testigo o coartada, tu mentirá se hará más complicada de lo necesario. Si la persona a quien le mientes comprueba tu coartada, podría descubrirte.

  • Si incluyes a alguien más en tu mentira, asegúrate de decírselo. Algunas personas podrían no apreciar que las incluyas en una mentira.
  • Si planeas la mentira con anticipación, por lo menos habla con la persona y averigua si está dispuesta a cubrirte en lugar de decirle que ya la incluiste.

 

 Haz que tu mentira sea plausible. Cuando mientas, incluye únicamente información que sea creíble. No exageres hasta el punto en que la persona a quien le mientes comience a cuestionar lo que dices. Haz que la mentira sea lo más realista posible.

  • Sé crítico de tu propia mentira y determina si parece razonable. No utilices tu propio juicio, sino más bien determina si la persona a quien le mientes la considerará razonable.
  • Por ejemplo, decirle a tu esposa que un ave voló hacia la casa y rompió su lámpara no es una mentira plausible a diferencia de si le dices que te tropezaste con el perro y la empujaste.

 Incluye un poco de verdad en la mentira. Las mentiras completamente falsas pueden detectarse con mayor facilidad, pero si brindas algunos rasgos de verdad, será más creíble. Busca una manera de presentar pruebas que indiquen la veracidad de parte de la mentira con la finalidad de reforzarla.

  • Es más sencillo expresar emociones reales cuando dices la verdad que durante una mentira. Si haces hincapié en la parte que sí es verdad, podrás ocultar tus emociones.
  • Por ejemplo, si te saliste hasta tarde con un grupo de amigos entre los que se encontraba tu exnovia Fabiola, puedes decirle a tu novia actual lo siguiente: “Estuve con Carlos, Jimena y Jean Carlos”. Es verdad que estuviste con estas personas, pero mientes sobre el hecho de que Fabiola también estuvo allí.

 Mantén las manos alejadas de tu cara. Los mentirosos tienden a mover continuamente las manos. Por lo tanto, si estás de pie, mantenlas hacia los lados; o si estás sentado, apóyalas sobre tu regazo. No te frotes el mentón o la nariz, ni pases la manos por tu cabello.

 

 

Mantente quieto. Balancearse de un lado a otro, repiquetear con los pies o moverte mucho son señales de que estás mintiendo. Tampoco encojas los hombros continuamente. Mantener todo tu cuerpo relajado e inmóvil le brindará desenvoltura a tu apariencia, y evitará levantar sospechas en las personas.

 

 

Controla tu parpadeo. Los mentirosos tienden a parpadear de forma nerviosa, lo que es una señal reveladora evidente para las personas. También ten en cuenta que mantener los ojos abiertos durante mucho tiempo puede parecer sospechoso, así que esfuérzate por parpadear como lo harías normalmente.

Utiliza el contacto físico para crear intimidad. Al mentir, toca adecuadamente a la persona con quien hablas. Coloca la mano en su hombro, toma su mano o tócale suavemente la pierna en caso de que te sientes a su lado. Al tocarla, la tranquilizarás y harás que confíe más.

  • Ten en cuenta si tu relación con esta persona es lo suficientemente cercana como para iniciar el contacto físico. En muchas ocasiones, este no será el caso.

 

Fuente: WikiHow

 

 

Artículo anteriorSiguiente artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *